Segundo cuento de Juan el de los Colores o El cuento del niño sin buena suerte

(fragmento)

Dicen que decían que hace mucho, mucho tiempo, más tiempo que los días que pudieras contar en toda una semana, vivía un niño en una aldea rodeada de campos y de girasoles, una aldea de casas blancas y calles empinadas que dormitaba al pie de unas montañas azules encantadas.

Dibujo del Cuento segundo. El niño sin buena suerte

Cuento segundo. El niño sin buena suerte

Nuestro niño fue muy pequeñito durante unos años hasta que se dedicó a crecer y crecer. El caso es que no lo hizo demasiado mal: quedóse ni muy grande ni muy chico; ni largo como un día sin pan ni tan corto como la noche de San Juan. Y aprendió a hablar y a saltar, a contar hasta tres y luego hasta cien. Crecía como cualquier otro niño de la aldea.   O, al menos, eso parecía…

 

… continuará en el libro de Juan el de los Colores

Anuncios