Octavo cuento de Juan el de los Colores o El cuento de la niña de ojos grandes y bufanda de arcoíris

(fragmento)

La niña es de colorines, de la cabeza a los calcetines.   La niña no para un momento. Va de un sitio a otro: adelante, atrás, corriendo, saltando. Aquí y allí al mismo tiempo, ¿cómo puede ser? Porque cuando está acá, quisiera estar allá, y cuando llega allí, ¡quién pudiera estar aquí!

Cuento octavo. La niña de ojos grandes y bufanda de arco iris

Cuento octavo. La niña de ojos grandes y bufanda de arco iris

Donde quiera que esté, el silencio huye despavorido. Ella sola da sentido a todos los idiomas del mundo con su parloteo divertido e incansable.   La niña tiene los ojos grandes y la sonrisa enorme. Desearía abarcar el mundo entero con las dos luciérnagas de su mirada, que lanzan destellos a diestro y siniestro. Y en su sonrisa caben mil abrazos y diez mil travesuras.   La niña lo ve todo con su mirada de dulzura.   Todo lo quiere indagar, husmear, bichear…

 

… continuará en el libro de Juan el de los Colores

Anuncios